Últimamente la innovación pasa por un tamaño de pantalla más grande, por lo que los fabricantes, en un intento de mejorar la experiencia de usuario, incrementan la resolución de la pantalla. Los últimos en sumarse a intentarlo de manera extrema es Lenovo.

Todo salió a la luz por unas capturas de pantalla en las que se muestra un teléfono con Android (obviamente, no otro sistema soporta resoluciones tan grandes), además de funcionalidades multisim, usadas, más que en ningún otro sitio, en China. Y es que, de hecho, fue en Sina Weibo, red social muy popular en China, donde se encontraron las fotos.

Para ver si lo que Lenovo entra en el mismo juego que lo que ya habrían hecho HTC o Sharp o en ligas mayores lo que nos falta es el tamaño de la pantalla, que, aún sin confirmar, podría oscilar entre las 4.5 y 5.5 pulgadas, siendo probable que se quede sobre las 5 pulgadas, como los otros terminales Full HD a punto de florecer, además de ser el único tamaño disponible de paneles Full HD.

El teléfono no debería tardar demasiado tiempo en ver la luz del sol en manos de los consumidores, ya que pasó la fase DVT (test de verificación de diseño) hace algún tiempo.