¡No te pierdas nuestro contenido!

Para muchos es desconocido el hecho de que el hacer Jailbreak a tu iPhone o Rootear tu dispositivo Android es una práctica totalmente legal en Estados Unidos, por lo que tanto tu como usuario podías hacer lo que gustarás con tu smartphone y los desarrolladores podían elaborar métodos para realizar este proceso y en el caso de Android inclusive crear ROM's personalizadas para mejorar el rendimiento de nuestros dispositivos.

Lamentablemente, el Jailbreaking y el Rooting podrían ser ilegales de nuevo, quitándoles la libertad a los usuarios de hacer con sus smartphoens lo que ellos deseen. La excepción reconocida por la Oficina de Derechos de Autor en Estados Unidos a la DMCA (Digital Millennium Copyright Act) que consideraba legal los actos de jailbreaking, desbloqueo del iPhone y el Rootear dispositivos Android  (siempre y cuando no fuera con el propósito de eludir los derechos de autor) podría llegar a su fin, ya que contrario a lo que la mayoría pensábamos esta exención no era permanente y esta a punto de expirar el mes que viene.

Para logar una renovación la Electronic Frontier Foundation esta recabando firmas para hacer una petición a la FEP y evitar el que se puedan emprender acciones legales contra los Jailbreakers:

Los teléfonos inteligentes, tabletas, y consolas de videojuegos son potentes ordenadores con un gran potencial sin explotar. Sin embargo, muchos de estos dispositivos están configurados para ejecutar el software único que ha sido aprobado por el fabricante. La modificación de un dispositivo para ejecutar el software independiente - conocido como jailbreaking - Es importante para los programadores, entusiastas y usuarios. Pero jailbreaking crea inseguridad jurídica. Algunos fabricantes de dispositivos afirman que el jailbreak viola la Sección 1201 de la Digital Millennium Copyright Act (DMCA), que lleva a severas sanciones.

De no aprobarse dicha exención, el simple hecho de intalar una versión modificada de Android o instalar aplicaciones ajenas a la App Store de Apple en iOS serían considerados actos ilegales y aunque no pueda afectarnos directamente a nosotros, si puede repercutir en el hecho de que los desarrolladores y hackers que radiquen en EE.UU. tendrán un obstáculo más para trastear con Android e iOS y por consiguiente afectándonos a nosotros como usuarios de su trabajo.

Vía: Phonearena