¡No te pierdas nuestro contenido!

Amazon ha actualizado su aplicación Kindle para iPhone y iPad, pero en vez de incorporar una mejora viene con un gran inconveniente para los usuarios: han tenido que remover el link al Kindle Store donde se puede ir a comprar nuevos ebooks.

La única manera ahora de acceder es mediante el navegador buscando el sitio de Amazon y comprando allí los ebooks que luego leerán en su Kindle App y todo por las políticas de uso de Apple.

La experiencia del usuario es en definitiva la que se ve perjudicada en este caso, ya que Amazon tuvo que actualizar su aplicación para estar acorde con las reglas de uso de Apple, y por ende en vez de facilitarle a los usuarios la compra de ebooks (con un simple botón a la tienda, una de sus dos funciones más importantes) ahora deberán arreglárselas solos para encontrar mediante el navegador el sitio de Amazon y comprar el ebook que busquen.

Recordemos que Apple y Amazon están en batalla legal por el término "App Store", y Apple lo está llevando mucho más allá de los tribunales. De ahora en más la regla es que cualquier desarrollador que quiera vender bienes virtuales o suscripciones que no pasen por el sistema comercial de iTunes, no tendrán permitido poner un link a esos otros e-commerces o stores en sus propias aplicaciones, teniendo que pagarle un 30% a Apple, e incluso pone en riesgo a los desarrolladores de que reciban demandas por patentes.

Por esta nueva regla fue que Amazon tuvo que actualizar su aplicación de Kindle, y remover una de las dos funciones principales, que es justamente la de ir directamente a la tienda. Obviamente es un paso más allá de la batalla legal contra Amazon, pero que en definitiva termina perjudicando a los usuarios que realmente no tienen nada que ver con estas cuestiones. Según la teoría de Apple, están actuando para defender los intereses de los usuarios a largo plazo, ya que iTunes tiene un sistema de pago más simple que el de la tienda de aplicaciones de Amazon, por lo que Apple va a tratar de presionar a las compañías a que utilicen iTunes de ahora en más para todo tipo de transacciones de pago.

Si en cambio lo analizamos desde el punto de vista de Amazon, no son éstos quienes definen el precio de cada libro, sino que eso es algo que define quién lo publica, lo que hace casi imposible que en este caso Amazon derive el 30% a iTunes, y lo mismo ocurre con otros tantos servicios, que quizás puedan pagar un 5% pero no tanto como un 30% porque en tal caso no verían ganancia alguna.

Otro detalle interesante es que ahora la aplicación de Kindle para Android ofrece incluso un acceso más simple y una mejor experiencia de usuario que ninguna otra, quizás por simple casualidad, o porque Amazon decidió seguir dando batalla contra Apple.

Vía splatf