¡No te pierdas nuestro contenido!

Más allá de si las novedades en cuanto a hardware que trae el nuevo iPhone 3GS -como cámara de 3 mpx que graba video, más velocidad, mejor batería- valen la pena o no (ya que eso dependerá de cada uno) para justificar la compra en el caso de que tengan un iPhone 3G, no hay que dejarse engañar con los precios que prometieron desde Apple. Repasemos: 199 dólares con 16 GB y 299 con 32 GB.

iphone-3gs-whiteSin embargo, mientras los que compraron el primer iPhone pudieron actualizarlo el año pasado al iPhone 3G a precios subsidiados (también 199 y 299 en ese entonces por el 3G), ahora los dueños de un iPhone 3G que hayan cumplido sólo un año en el contrato de 2, deberán pagar 399 o 499 dólares para conseguir el nuevo iPhone 3GS.

La razón de esta estrategia es la siguiente: AT&T subsidia el móvil a 199 dólares basándose en el contrato de 2 años con el cliente así que si sólo pagaste por 1 año, la operadora tendría que comerse esos costos... en vez de eso, está poniendo esos costos en el nuevo iPhone 3GS. No había hecho lo mismo el año pasado por que el iPhone original no estaba subsidiado.

Obviamente, tiene sentido pero hay que ver si es una buena estrategia para la compañía sobre todo si pensamos que los usuarios no están demasiado contentos con el servicio y que, como dijimos, el iPhone 3GS no presenta demasiadas características nuevas como para que tengan ganas de actualizar si encima les sale más caro. Además, el contrato de exclusividad que tiene Apple con AT&T termina en 2010 (y no está confirmado que lo extenderán hasta 2011) así que muchos están dudando si volverse a atar a la misma operadora por 2 años más. Si analizamos todas esas variables quizás hubiera sido inteligente por parte de AT&T permitir a sus usuarios comprar el iPhone 3GS por un precio menor.

Les recuerdo que estoy hablando únicamente de Estados Unidos. En nuestro país llegará en agosto y no están en claro las condiciones pero seguro que el precio ronda los 300 dólares o superior y lo más probable es que lo ofrezcan con los planes más caros de las distintas operadoras.

Vía TechCrunch