¡No te pierdas nuestro contenido!

A menos de 15 días de que el próximo sistema de RIM, BlackBerry 10, el BlackBerry Z10 se deja ver en un vídeo de Telekom Austria con unos detalles interesantes.

Siguiendo la línea del Dev Alpha, el Z10, aún sin anunciar oficialmente, se presenta como un teléfono 150% táctil (del 50% que sobra hablaremos más adelante) con una pantalla que ocupa todo el frontal del terminal, sin ninguna tecla. De hecho, su relación con el dispositivo Dev Alpha de RIM va más allá de la pantalla, siendo que la carcasa no está demasiado modificada en el BlackBerry Z10.

Pasando a las características de hardware del terminal, tenemos:

  • Pantalla HD de 4.2 pulgadas.
  • Procesador de doble núcleo a 1.5Ghz Cortex A9.
  • 2Gb de RAM.
  • 16Gb de almacenamiento interno.
  • 125 gramos de peso total.

El primer detalle que me gusta es la pantalla: está justo en el tamaño en el que se aprovecha muy bien todas las características multimedia pero que es cómodo usarlo con una sola mano, algo fundamental para mi. Aunque, parte negativa, criticaría el exterior del terminal, siendo un poco sobrio de más, aunque muy elegante. Obviamente BlackBerry 10 se ejecuta con muy buena fluidez, aunque su interfaz no es la mejor que nos podemos encontrar, empezando por la tipografía, pasando por el sistema de gestos que tiene el sistema de RIM.

Y aquí es donde entra el 150% táctil: el sistema de gestos de BlackBerry 10 es absolutamente dominante en toda la interfaz. Y, aunque pueda verse realmente genial y resultón en manos que saben controlar dichos gestos con soltura, el problema se encontrará en los usuarios nóveles, más que nada porque los gestos desde los bordes son como los atajos de teclado en los PC convencionales: hay muchos, son útiles para quien los conoce, pero no esperes que la gran mayoría de público los descubra por su cuenta, aunque esto tiene fácil arreglo: dependerá del marketing y la publicidad de RIM, donde se enseñe a usar dichos gestos. O, en una solución más sencilla y universal, una pegatina en la pantalla del dispositivo indicándolas, como ya ocurría con la BlackBerry Playbook.

Por mi parte me gustan los gestos, y BlackBerry 10 me gusta aún más, pero serán los clientes de la calle los que decidan cuál es el futuro de RIM.