Nos encontramos en Londres donde HTC hace un par de horas se acaba de presentar el que promete ser su nuevo teléfono insignia de la compañía taiwanesa, el HTC Sensation 4G, que llega con un procesador Snapdragon de doble núcleo a 1,2 Ghz y compatible con la tecnología 4G.

Monta una pantalla de 4.3 pulgadas con una resolución 540x960 píxeles y una pantalla, que a la espera del análisis más detallado que publicaremos esta tarde ya os adelanto que se ve espectacular. En cuanto a las características de software viene con un Android en su versión 2.3 Gingerbread y la interfaz Sense en su versión 3.0, como sabréis una modificación de la interfaz Android por defecto propia de la compañía odiada y adorada a partes iguales pero que incorpora novedades como pantallas de bloqueo totalmente personalizables y mejoras en los efectos y en las transiciones de los widgets característicos tales como los del tiempo, los contactos y la actividad en las redes sociales.

Un terminal, que a mi buen modo de ver promete seguir como indicaba al comienzo del post los pasos del HTC Desire como teléfono superventas de la compañía, con unas características técnicas muy prometedoras y un precio de salida que todavía por determinar pero que llegará antes de verano.