Orange ha anunciado Monte Carlo, el nuevo terminal propio de la operadora francesa que se unirá a otros como el Orange Boston –su primer Smartphone de marca propia—o, más recientemente, el Orange Panamá y el Orange Stockholm. Al igual que el Orange San Francisco, el Monte Carlo será un terminal ZTE con Android y sus especificaciones dejan un poco qué desear en comparación a lo que ya están manejando otros fabricantes en sus terminales de gama baja.

Orange Monte Carlo llegará con una pantalla táctil de 4.3 pulgadas y procesador a 800MHz. Además, cámara trasera de 5 megapíxeles y 512MB de memoria interna, ampliables vía tarjeta microSD –por cierto, vendrá con una tarjeta microSD de 2GB--. El nuevo terminal de Orange vendrá con Android Gingerbread 2.3 preinstalado, además de una interfaz de usuario propia del fabricante. El resto de sus especificaciones técnicas tampoco ofrecen nada espectacular, como podemos apreciar en la siguiente lista:

  • Pantalla táctil de 4.3 pulgadas
  • Procesador de 800 MHz
  • Conectividad WiFi
  • Cámara de 5 megapíxeles
  • 512MB de memoria interna expandibles vía tarjeta microSD
  • Batería de 1420 mAh
  • Android Gingerbread 2.3

Salvo la batería –que ofrecerá muchas horas de duración--, las especificaciones técnicas del Orange Monte Carlo no llaman mucho la atención, sobretodo tomando en cuenta que otros terminales como el LG Optimus Hub o el HTC Explorer ofrecen prácticamente lo mismo.

El Orange Monte Carlo tiene como dimensiones 125.9 x 67.8 x 10.4 mm y presenta un diseño cuidado, pero con lo que en verdad esperan llamar la atención de los consumidores es con su bajo costo. El Orange Monte Carlo estará disponible a partir del próximo mes de noviembre a un precio de 0€ con la tarifa Delfín.