Parece que en Microsoft son muy optimistas respecto a sus previsiones de venta de teléfonos con Windows Phone. Según WMPoweruser, los de Redmond se han puesto el objetivo de vender 100 millones de smartphones con su sistema operativo durante el año 2012. No son los únicos, ya que los operadores de red confían en que Microsoft consiga tener en 2012 una cuota de mercado del 30%, algo que personalmente me parece muy poco realista, aunque sin duda animaría mucho el sector.

En cualquier caso, para lograr esos ambiciosos objetivos será absolutamente necesario que Nokia ponga a trabajar sus fábricas y aumente su producción de dispositivos con Windows Phone. Ya sabéis, Nokia Lumia 800, Nokia Lumia 710 y el filtrado Nokia Lumia 900.

Acerca de ese tema también se ha conocido información interesante. En concreto sobre el uso de procesadores de doble núcleo en smartphones con Windows Phone. Según parece, Microsoft hubiese tenido tiempo de incluir la compatibilidad con procesadores dual-core en Windows Phone Mango, pero no lo hizo precisamente por su acuerdo con Nokia. La compañía finlandesa no había trabajado hasta ahora con procesadores Qualcomm y por tanto era complicado que pudiese tener listos para finales de este año smartphones con procesadores de doble núcleo.

Otros fabricantes de móviles, como los asiáticos Samsung o HTC, sí hubiesen podido lanzar esos terminales a tiempo, si hubiesen contado con el apoyo de Microsoft, pero el acuerdo entre Nokia y la compañía estadounidense concede a Nokia algunas ventajas de exclusividad a la hora de lanzar terminales al mercado y Microsoft se ha visto obligada a esperar un poco más.

Sea como sea, parece que en 2012 vamos a ver una importante ofensiva de Microsoft y Nokia para intentar competir con Android y con iOS. Vuelvo a repetirlo: sus expectativas me parecen excesivamente ambiciosas, pero estaría muy bien dar algo de vida al mercado e introducir un nuevo y poderoso jugador.

Vía | WMPoweruser.com