Nokia anunció un nuevo teléfono que no es interesante por las características que tiene sino por su precio. Se trata del Nokia 103 que fue anunciado en Nigeria y, por alguna misteriosa razón, la compañía finesa no reveló detalles en el sitio web.

Como no podía ser de otra manera, las características ya están entre nosotros. Es resistente al polvo, la carcasa es anti-rayas, posee una pantalla de 1.36 pulgadas que no muestra ningún color más que el blanco y negro, posee radio FM y una batería de 800mAh que le dará a sus usuarios 27 días de standby y 11 horas de uso. Las medidas son 107.2x45.1x15.3mm y pesa 77g.

¿Cuánto cuesta? Solo 16 euros (o menos de US$21).

Con esto Nokia logra algo increíble: que personas pobres puedan acceder a la tecnología pero, además, también hay que tener en cuenta que es por demás relevante porque en algunas zonas de Nigeria, donde fue lanzado, no llega el teléfono de línea y, por eso, tener este medio de comunicación es básico y necesario para, por ejemplo, escuelas o maestros o para personas con problemas de salud.

Lo interesante de todo esto es que esos 16 euros es lo que cuesta el teléfono sin ser subsidiado. Cuando sea lanzado, lo más seguro es que llegue a las manos de sus usuarios por menos de US$10.

El dispositivo llegará, en teoría, en el segundo cuarto del 2012 que es lo mismo que decir en cualquier momento entre ahora y junio. Lo más seguro, por otra parte, es que sea lanzado en otros países además de Nigeria, pero no en lugares desarrollados sino sitios tercermundistas donde hay personas a quienes se les hace imposible acceder a dispositivos que cuestan US$100 o más.