• Pantalla WVGA de 4 pulgadas
  • RAM de 512 MB y 8 GB de almacenamiento
  • El Windows Phone 8 más económico

Los nuevos Lumia de Nokia eran uno de los grandes esperados del MWC 2013. Hemos podido probar el Nokia Lumia 520, y os contamos nuestras primeras impresiones, que pueden resumirse en un sabor de boca bastante bueno para tratarse de un gama baja.

¡No te pierdas nuestro contenido!
Javier Lacort
25 de febrero de 2013, 13:25
Temas: Nokia

Esta mañana Nokia ha presentado oficialmente los nuevos Nokia Lumia 520 y 720, los nuevos estandartes de las gamas baja y media respectivamente. El primero de ellos, el Nokia Lumia 520, es del que os hablamos en este momento para contaros nuestras primeras impresiones tras haberlo podido probar.

El nuevo Nokia Lumia 520 se vende como la gama baja de los Lumia, y lo cierto es que este sello y su precio (sólo cuesta 139 euros) podrían darnos una idea algo equivocada de lo que es. A priori podríamos pensar en un dispositivo feo, con un lag considerable en las transiciones, y capaz de mover las aplicaciones de una forma mediocre. No es así, siendo el resultado un sistema bastante fluido y rápido dentro de sus especificaciones. Aplicaciones de Windows Phone 8, ya que este gama baja de Nokia corre el último sistema operativo móvil de Microsoft.

Una vez en nuestras manos, el Nokia Lumia 520 da una impresión algo tosca. Si el top de la gama alta (véase el Nokia Lumia 920) ya es algo más grueso que sus competidores, éste también cuenta con un diseño no demasiado cuidado. Su pantalla, a pesar de no ser ninguna maravilla, cumple con las expectativas que se le suponen a un terminal tan económico. Las aplicaciones más básicas también cumplen de forma aceptable. Y es que si queremos hacer un resumen del Nokia Lumia 520, seguramente esa sea la palabra: cumple. Probablemente además de ser el Windows Phone 8 más económico, también sea el mejor de la gama baja, y en cuanto a relación calidad / precio.