Nunca se ha visto que un alma se venda de manera parcial, es todo o nada, y parece que así sucederá con Nokia, por lo menos según reportes que provienen de las fuentes de Digitimes. "Probablemente", para finales de este año, Nokia tenga algo que mostrar junto a Samsung y otros fabricantes de terminales móviles que también se unirían a la revolución de Microsoft y Windows 8.

Al parecer Nokia por fin estaría considerando entrar el mercado actual de tabletas con un dispositivo con pantalla de 10'' y Windows 8 y no Windows Phone 8 que, como lo mencionaron desde Microsoft al lanzar el sistema operativo móvil, éste se quedaría sólo en pantallas de teléfonos inteligentes, porque para eso fue creado. Declaración que claramente se relaciona con la interfaz de Metro de Windows 8 y que por lo tanto, según la visión de Microsoft, sería absurdo poner a competir dos OS.

A pesar de que Nokia reportó perdidas, el crecimiento con la gama Lumia comienza a hacerse notar, para eso acudieron a Microsoft. Ahora, lo que me extraña realmente es optar por una tableta, si bien el acuerdo fue por adoptar Windows Phone, el lanzamiento de una tableta con Windows 8 es algo que a más de uno nos puede extrañar porque a pesar de que tiene la pinta de ser el movimiento con más lógica por la avalancha que se viene preparando, sería un paso más de Nokia bajo los brazo de Microsoft.

De cualquier manera, creo que a muchos nos encantaría ver una tableta de Nokia basada en la línea Lumia, ya un concepto de algún fanático corre por la web y se ve fantastica, sólo que en vez de correr la versión móvil de Windows, correría la versión diseñada exclusivamente para tabletas y pantallas táctiles de Windows 8. De nuevo, según la fuentes de Digitimes, para finales de año ya Nokia tendría 200 mil unidades para enamorarnos el día del lanzamiento.