En la Microsoft Worldwide Partner Conference que se está celebrando estos días, se acaba de sacar a la luz los primeros terminales de segunda generación de WP7, tan largamente anunciados y en los que tantas esperanzas tiene puestas la compañía americana para conseguir destronar (o al menos inquietar) a los dos grandes actuales (Android y Apple).

En una rápida presentación hecha acerca de las novedades que Microsoft tiene preparadas para los próximos meses, no podía faltar la parte dedicada a los móviles, que podéis apreciar en el vídeo de debajo.

Como véis, se mencionan hasta 4 marcas diferentes. Sobre ZTE y Acer se pasa muy por encima.

Respecto a Fujitsu, se menciona el hecho de ser resistente al agua, y especialmente las grandes características que tendrá en cuanto a cámara. Si esto puede tener alguna relación con el Fujitsu F-09C recientemente anunciado en Japón, incorporando una cámara de 16MP con sensor CMOS, será algo que realmente tenemos ganas de ver. Lo que no hace falta ni mencionar es ese color rosa de dudoso gusto.

Y falta la estrella de la función, ese Samsung que el presentador se guarda para el final y que incluso no figura en el mostrador al lado de los otros, sino que se extrae de su mismo bolsillo. Claramente, la marca coreana es el principal caballo de batalla de Microsoft.

Y no nos extraña, dado que lo que se muestra parece claramente un clon del Samsung Galaxy S II "transportado" a WP7.
Los atributos que se comentan en el vídeo hablan de su excepcional ligereza, delgadez, resolución de pantalla y consumo de batería.

Habrá que ver qué tal han hecho las cosas Fujitsu, Acer y ZTE (así como el resto de fabricantes vinculados a WP7), pero está claro que con Samsung apostando fuerte por la marca, los números de convertir el sistema operativo de Microsoft en una apuesta ganadora suben muchos enteros.

Eso por no hablar del otro fabricante franquicia de WP7, esa Nokia de la que seguimos muriéndonos de ganas de ver sus primeros terminales Windows (los prometedores W7 y W8) en directo.

Respecto a Nokia, no creo que se hayan quedado muy tranquilos con el anuncio de hoy.

Y es que si bien el que otros fabricantes lancen buenos smartphones con WP7 les favorece porque contribuirán a que los usuarios conozcan y valoren ese aún desconocido WP7... la verdad que cualquier competidor temblaría con el hecho de ver un Samsung Galaxy S II como rival directo. Más les vale a Nokia que sus terminales estén a la altura, o las preferencias de los usuarios se van a decantar claramente por el Galaxy.

Sea como sea, todo indica por fin podemos empezar a confiar en que Windows competirá de tú a tú con Android y Apple:

  • tenemos unos smartphones con un hardware que parece a la altura
  • tenemos un sistema operativo que por fin (¡por fin!) tiene una necesaria actualización a la vuelta de la esquina
  • tenemos unos fabricantes importantes que se toman tan en serio el SO de Microsoft como otros en los que también participan
  • y por último, tenemos a Nokia

Si esto no sirve para revertir los malos resultados que aún están cosechando (pérdida de un 35% de ventas desde su lanzamiento), y las palabras mismas de Ballmer admitiendo que "el volumen de ventas ha ido de muy pequeño a muy pequeño", es difícil saber qué más puede hacer esta gente.

Aunque eso sí, puestos a pedir, una especie de WP7 Xbox equivalente al SE Xperia Play no estaría mal...