Tras las dos encuestas sobre los nuevos móviles de Nokia que llevamos a cabo en Gizmóvil hace un par de semanas, ha llegado el momento de analizar los resultados. Nuestra intención es descubrir si Lumia equipados con WP7 han ilusionado o decepcionado a los usuarios. Y por usuarios entendemos tanto a los fieles y acérrimos seguidores de Nokia, como a aquellos que no entienden de marcas y simplemente valoran las características del producto. Estos son los más difíciles de contentar y a los que, en el fondo, Nokia está dirigiendo todo su arsenal, y es que necesita recuperar a sus clientes perdidos. ¿Lo habrá conseguido? Veámoslo.

Veamos pues qué opinaban nuestros lectores sobre el Antes y el Después de la presentación en el Nokia World 2011.

Encuesta I: ¿Estarías dispuesto a comprar un Nokia con Windows estas Navidades?

805 personas respondieron, con el siguiente desglose de resultados:
* Sin duda. Nokia es Nokia, sigue siendo el mejor fabricante, y ahora aún más con el SO de Microsoft. 347 votos. 43% del total.
* Ni loco. Android e iOS son sistemas demasiado maduros como para pensar en que WP les pueda hacer competencia, por muy buen hardware que lleven los terminales. 263 votos. 33% del total.
* Sólo si los terminales presentados son auténticas bombas de hardware iguales o superiores a sus rivales. 194 votos . 24% del total.

Resumen:
Nokia contaba con más de un 40% de usuarios que seguían siendo incondicionalmente fieles a la marca, a los cuales les sumamos otro 24% de potenciales clientes en caso de que sus nuevos equipos fueran suficientemente potentes. Es decir, tenemos un 65% de usuarios dispuestos a adquirir un Nokia WP7 competitivo. Por contra, un relevante 30% del mercado les da directamente la espalda, amparándose en (¿prejuicios infundados?) la excesiva juventud de esta primera generación Nokia.

La marca finlandesa contaba por tanto con un buen colchón de usuarios dispuestos a hacerles compañía en su nueva andadura. ¿Lo aprovechó? Pasemos a la encuesta II para verlo.

Encuesta II: ¿Comprarás un Nokia Windows Phone estas Navidades?

867 respuestas con el siguiente desglose de resultados

  • Sí, Nokia siempre es Nokia. 241 votos. 28% del total.
  • Sí. Quería ver qué lanzaba en su presentación, y sus productos me han gustado, los prefiero sobre RIM / Android / Apple. 326 votos. 38% del total.
  • No, no me han gustado sus nuevos Windows Phone. No están a la altura de la competencia. 208 votos. 24% del total.
  • No, desde hace años todo lo que huela a Nokia me causa repelús. 87 votos. 10% del total.

Resumen:
Tras la presentación de los nuevos Lumia (especialmente el 800), vemos como el 65% de clientes potenciales se mantiene exactamente con el mismo porcentaje, sumando los usuarios fieles y los que valoran la calidad de los nuevos equipos. Curioso que ahora, esta proporción ha cambiado, pasando del 43% / 24% al 28% / 38%. En cualquier caso, quedémonos con que Nokia no ha perdido ninguno de sus clientes por el camino.

Por otro lado, vemos como el 33% de encuestados que no querían saber nada de la marca en la primera encuesta, ahora se reparten entre los que son anti-Nokia (10%) y los que simplemente se han sentido decepcionados con los nuevos WP7.

Conclusión:

Las cifras parecen claras, y es que Nokia no sólo ha mantenido a sus clientes acérrimos, sino también a aquellos que sólo contemplaban adquirir un Lumia en caso que fueron equipos lo suficientemente atractivos como para competir con Android y iPhone.

Pero por otro lado, podríamos aplicar el mismo criterio por la parte baja de la encuesta, y es que ese 33% de anti-Nokia iniciales sigue manteniendo su porcentaje en la Encuesta II, esta vez sumando los anti-Nokia (10%) y los decepcionados por la presentación (24%). Es decir, podría decirse que los nuevos productos de Nokia no han sido lo suficientemente buenos como para hacer cambiar de opinión a los que en principio no querían saber nada de la marca. Porque en el fondo, de eso se trata, de tener un producto tan bueno que convenza no sólo a los usuarios potenciales, sino también a aquellos inicialmente contrarios a tu marca.

Por ponerlo en una sola línea, diría que Nokia ha cumplido lo justo con su lanzamiento. Ni ha defraudado, ni tampoco ha superado las expectativas iniciales con algún golpe escondido. Vamos, que ha replicado el efecto iPhone 4S de Apple.

¿Es eso suficiente para levantar un imperio que se ha ido esmoronando a marchas forzadas en los últimos 5 años? Hace unos días os hubiera dicho que no. Que los nuevos smartphones tenían demasiados hándicaps como para ser blockbusters de peso: una pantalla más pequeña que la media actual (4 pulgadas mínimo), la ausencia de cámara frontal, de NFC, de tarjeta microSD, de HDMI, resolución de sólo 480x800, sin grabación de vídeo full HD 1080p... Parecían demasiados puntos débiles como para luchar contra la Santísima Trinidad: Samsung galaxy Nexus, Motorola RAZR o iPhone 4S.

Pero tal como he puesto arriba, todo esto fue "hace unos días". Ahora, tras ver el vídeo de Manu Contreras en su primer contacto con el Lumia 800, veo que los puntos fuertes con los que cuenta pueden ser suficientes como para compensar esos fallos. Esencialmente, me he quedado totalmente enamorado de su excelente diseño. Está claro que no sólo de diseño debe vivir un smartphone, pero en este caso, si le sumamos un SO joven pero prometedor, una pantalla de calidad (a pesar de su poca resolución), una cámara Carl Zeiss de 8 mpx... la cosa podría acabar funcionando. Espero poder probar uno en breve para confirmar si este enamoramiento continúa una vez lo haya probado a fondo.