Starbucks está dando un paso interesante en lo que se refiere a pagos móviles, y aunque su modelo sea pequeño y limitado a los Estados Unidos, creo que es una tendencia que comenzaremos a ver cada vez más.

El imperio de café había comenzado a aplicar el año pasado una aplicación móvil que, a través de la tarjeta de premios de los locales, permitía ingresar los datos al teléfono y usarlo a éste a modo de tarjeta de regalos con Códigos QR. El tema es que ese experimento solo se estaba llevando a cabo en 16 de las miles de millones de tiendas.

No es que 1.000 sea una gran diferencia entre un número tan abismal, pero sin dudas es un gran paso. Básicamente, se puede cargar dinero a la tarjeta y de allí a la aplicación, para tener encima en cualquier momento, y poder pagar sin necesidad de tener efectivo o tarjeta de crédito encima, solo el teléfono.

¿Cuánto tiempo creen que pasará para que esas 1.000 tiendas se conviertan en todas? ¿Y para que, además del café, podamos pagar cualquier bien o servicio con nuestro teléfono?

Vía: Mobile Crunch