Stepeh elop

Después de haber pasado unos días desde la presentación del Nokia N9 con el sistema operativo MeeGo, varias han sido las reacciones alrededor de la red sobre este nuevo buque insignia de la empresa finlandesa, en su momento dije que a pesar de ser un excelente terminal, con un renovado diseño que gustaría a muchos y que por fin cuenta con un software que estaba a la altura del hardware que nos proporcionaba Nokia, no le veía un futuro promisorio y que menos podría ser competencia para los actuales Android de última generación y seguramente para el iPhone 5.

Esto no se debería por supuesto a la falta de calidad del terminal en si y mucho menos del software, que puede ser uno de los mejores sistemas operativos móviles que existen y con mucho futuro si es que Intel y todas las empresas relacionadas con MeeGo se ponen las pilas. Como todo terminal de Nokia, con un gran cuota de mercado y millones de fieles usuarios, es seguro que será un éxito, que sus ventas superarán al N8 y que gracias  a MeeGo puede hasta ganar más adeptos y usuarios en busca de un sistema operativo novedoso, pero los rumores ya dejaban ver que para Sthepen Elop, MeeGo no estaba entre sus planes y mucho menos era una de sus prioridades.

Y eso se ha confirmado este fin de semana, en una entrevista que ha dado el CEO de Nokia a la pagina de internet finlandesa "Helsingin Sanomat", donde Elop ha dicho claramente:

Incluso si el N9 es un éxito, va a ser el único teléfono MeeGo de Nokia

Técnicamente sería el único dispositivo MeeGo de Nokia comercialmente hablando, ya que existe el N950 exclusivo para desarrolladores.

Si analizamos fríamente la postura de Nokia y su presidente, podríamos darle la razón, ya que el enfrentar la guerra de sistemas operativos móviles que se avecina, apoyando dos flancos sería un suicidio. Necesitan enfocarse en una sola arma que los posicione de nuevo en el sitio que una vez tuvieron y seguramente el dividir los esfuerzos entre Windows Phone y MeeGo no sería la solución más viable.

El si es la mejor decisión o no, eso aún no lo sabemos. Como dicen nuestros compañeros de Alt1040, solo hasta que los usuarios tengan en sus manos los primeros Windows Phone, será cuando veamos si son capaces de revertir la tendencia que hasta el momento sigue beneficiando a los terminales con Android e iOS, o definitivamente Nokia erró en su estrategia, pero lo que si es seguro es que los usuarios que veían con ojos esperanzadores la llegada de MeeGo como la perfecta evolución de Symbian, se sentirán desilucionados ya que una vez más ponen a la venta un producto que no recibirá todo el apoyo necesario y que podría no ser atractivo para los desarrolladores de aplicaciones, que hoy en día es lo que hace fuerte a una plataforma.

Claro esta, MeeGo al igual que Maemo tendrá una fuerte comunidad de usuarios que lo respaldan y que podrían hacer icónico este terminal que por decisiones de sus creadores ya es único antes de su salida al mercado.