Por cuestiones políticas, legales e impositivas los fabricantes que comercializan en la región se ven en la obligación de fabricar celulares en la Argentina. Existen ventajas, y son obvias, como el empleo y el desarrollo tecnológico de la región; pero también existen desventajas, como por ejemplo el precio final al consumidor y la demora en la "actualización" tecnológica.

Temas: Opinion
Más de: ARGENTINA

Los celulares fabricados en Argentina son realidad desde hace unos años, se promulgaron una serie de leyes, se aumentaron los impuestos para importar y a su vez decrecieron los impuestos internos. Desde el 2009 empresas como Samsung, LG, Nokia, HTC, Blackberry, entre otras, deciden fabricar celulares en Tierra del Fuego para el consumo interno del país. Las contras son varias y los pro no son menores.
En el medio de los fabricantes, operadoras y el estado argentino se encuentran los clientes, que muchas veces se hacen cargo de las medidas políticas.
Ante esto, surge una gran pregunta, a la que intento responder ¿Quiénes son los principales afectados?

Los celulares que se ensamblan en Argentina

En este último tiempo, fabricantes como Samsung, decidieron traer las líneas de su tope de gama para la producción en Argentina. El hasta hace unos días buque insignia de Samsung, el Galaxy S III, era ensamblado en las fábricas de Tierra del Fuego. La surcoreana, no sólo hace el Samsung Galaxy S III y móviles de alta gama. También los de Samsung decidieron fabricar productos de gama baja y gama media. Con la producción generada en nuestro país, abastece el consumo interno.

BlackBerry, también optó por fabricar en Tierra del Fuego su Smartphone más vendido (en el país): el Curve 8520, la ex RIM produce en el país algunos de sus móviles de la línea Bold, entre otros. La compañía canadiense, en el año que se impuso esta política, estaba marcando récord en el país y sorprendió haciendo sus celulares fabricados en Argentina. De hecho, se estima que BlackBerry fabricará los nuevos terminales con BlackBerry 10 en Tierra del Fuego.

Otras marcas como por ejemplo LG, produce su saga Optimus en Argentina. Nokia no sólo eligió sus gama baja para hacer en Argentina, también produce sus tan populares Lumia, de hecho en junio llega su caballo de batalla, el Lumia 920, que vendrá a ser u firme representante del sistema Windows Phone en Argentina y también será fabricado en nuestro país.

Marcas como Apple, no pueden traer sus móviles para comercializar en Argentina. Y con los últimos cambios que hubo en la forma de considerar a las tabletas (antes se las consideraba como Notebooks, y se tipificó como tableta) les es complicado inclusive vender su tan popular iPad. Además, los precios para el consumidor final son altísimos. El iPhone no forma parte de la lista de los celulares fabricados en Argentina.

La única solución que quedaba para los fabricantes de celulares para ingresar y comercializar sus productos en el país era empezando con líneas de producción en nuestro país. Al existir límites y trabas a las importaciones (y específicamente con productos tecnológicos), es la única alternativa que las empresas tienen para vender sus celulares en el país.

celulares fabricados en argentina

Las desventajas, para los consumidores

Seguramente es la parte más tediosa de este artículo, por que tiene relación directa con la política que se aplica en el país. La desventaja principal pasa por la limitada oferta al consumidor. Los celulares fabricados en Argentina, no son todos los que se pueden conseguir en el exterior, las marcas deciden traer sus productos más vendidos y más conocidos. Cuesta traer una línea de producción, capacitar al personal que se va a dedicar a ensamblar el celular para fabricar un teléfono que no sea vendido en el territorio.

Además, ciertas compañías como por ejemplo Apple, son muy celosas con las cuestiones de fabricación de sus teléfonos. La empresa de Cupertino no tiene celulares fabricados en Argentina. Por ende, sus teléfonos no se pueden conseguir a través de operadores, se hace vía comercio online o con algún comercio que traiga del exterior algunos para vender. Si querés comprar un iPhone en el país, el último iPhone 5 puede llegar a salirte hasta dos mil dólares al valor del cambio oficial. Una locura, ¿No?

Los celulares fabricados en Argentina llegan a tener un alto coste, y lo más importante: ningún valor agregado. Como los que habitamos en este país sabemos, el costo del sueldo va en aumento al compás de la inflación y eso afecta de forma directa al cliente que abona por un Smartphone. Además, la mano de obra en China es mucho más barata que en nuestro país. La solución, ¿Pagar un smartphone subvencionado? Mi respuesta, no. Bueno, en nuestro caso es la única que nos queda, pero tener que estar “atado” a un contrato por dos años y además desembolsar casi 700 dólares por un Samsung Galaxy S III, por ejemplo, no es lo más acertado.

Es también una desventaja el tiempo que demora que llegue una novedad a nosotros. Por ejemplo, el Samsung Galaxy S4, está a punto de ser vendido en casi 150 países. A nosotros, con suerte, nos llegará en varios meses. Exactamente tres meses, y eso si no se produce una demora en la instalación de la línea de producción en el país.

Las principales ventajas

Los celulares fabricados en Argentina, generan empleo, y eso sin dudas es bueno. Si no tengo mal la información, son aproximadamente 10 mil personas las que dependen de este trabajo. Y eso en un país en desarrollo como la Argentina, es bueno. Además las inversiones realizadas en el sector llegan a los 400 millones de dólares. En cuanto a la producción de teléfonos móviles en Tierra del Fuego, en las fábricas instaladas en la provincia se llegaron a ensamblar 13.906.093 unidades. Las ventajas son varias, y no son de menor importancia. A nivel político y económico fueron quizás los beneficios más grandes.

También, es importante el valor tecnológico que se introduce en la región. La mayoría de estas empresas nunca hubiesen elegido hacer celulares fabricados en Argentina, sin embargo, por medidas políticas o presión, ahora lo hacen.

Y, ¿Cómo sigue esto?

En fin, este tema da para mucho debate, y seguramente en Celularis seguiremos tratando e informando de la cuestión de los celulares fabricados en Argentina. Principalmente te haremos saber si llega un nuevo gadget al país. O si Apple traslada su producción a Argentina, cosa que no creo.

Si me preguntás que solución te queda si querés comprarte un móvil que no está en el país, te la digo: viajar, aunque sea a países limítrofes y comprarlos. No es lo más barato, pero sin llegás a hacer un viaje de placer es lo mejor que podés hacer. Y, ¿qué es aún mejor que eso?, no tenés dos años de contrato. Igual, los amigos de nomandistas te cuentan mejor sobre el cepo cambiario, el 20% y otros detalles, para que tengas en cuenta.