Steve Jobs Joven

A pesar de que todos observábamos desde hace tiempo como la salud del CEO de Apple se iba diezmando, el día miércoles cuando Steve Jobs anunciaba su renuncia por medio de una carta dirigida a su junta directiva, todos quedamos sorprendidos e inmediatamente se volvió la noticia de la semana, causando un sin fin de reacciones en todos los medios electrónicos que hacían eco de la nota, haciendo referencia a la escueta carta que Jobs había escrito:

Siempre he dicho que si alguna vez llegara el día en que ya no pudiese cumplir con mis funciones y expectativas como CEO de Apple, yo sería el primero en hacerlo saber. Por desgracia, ese día ha llegado.

Por la presente renuncio como CEO de Apple. Me gustaría servir, si el Consejo lo considera oportuno, como Presidente de la Junta, director y empleado de Apple.

En cuanto a mi sucesor, recomiendo que llevemos a cabo nuestro plan de sucesión y se nombre a Tim Cook como presidente ejecutivo de Apple. Creo que los días más brillantes y más innovadores de Apple están aún por delante. Y espero ver y contribuir a su éxito en un nuevo papel. He hecho algunos de los mejores amigos de mi vida en Apple, y les agradezco a todos los muchos años en que he sido capaz de trabajar a su lado.

Podremos debatir sobre las razones de esta decisión, si es que es producto del evidente estado de salud de Jobs, que debido al cáncer pancreático que le aqueja desde el 2004 habría llevado al límite al otrora CEO de Apple, o si han existido fricciones con su junta directiva debido a decisiones tomadas en los últimos tiempos por la compañía. las cuales hubieran ocasionado una división entre los mismos.

Al final puede que sea el mejor momento para tomar esta decisión, toda vez que Tim Cook, quien el mismo Jobs ha designado para tomar su lugar, ya habría realizado estas funciones en ocasiones anteriores de manera positiva. Además, con el éxito del iPad 2 a cuestas y la próxima salida del iPhone 5 e iOS 5, la seguridad de la compañía no se encuentra comprometida por algún tiempo; y esto se ha hecho notar en los resultados de la bolsa de valores, donde el día en que la noticia fue dada a conocer, las acciones de Apple sufrieron una caída del 7% , cifra mucho menor de la esperada y que al parecer ya se estaría recuperando para estas horas gracias a las correctas acciones de todos los involucrados.

Steve Jobs y Tim Cook

El día de ayer Tim Cook envío una carta a sus empleados que decía:

Equipo:

Estoy deseando aprovechar la sorprendente oportunidad de servir como CEO de la empresa más innovadora del mundo. Unirme a Apple es la mejor decisión que he tomado nunca, y ha sido un privilegio único en la vida poder trabajar para Apple y Steve durante más de trece años. Comparto el optimismo de Steve en el brillante futuro que tiene Apple.

Steve ha sido un líder increíble y un maestro para mi, así como para todo el equipo ejecutivo y nuestros impresionantes empleados. Seguimos esperando la continua orientación e inspiración de Steve como director del Consejo.

Quiero que tengan la seguridad de que Apple no va a cambiar. Me congratulo y me identifico con los principios y valores que son únicos en Apple. Steve construyó una empresa y una cultura que no se parece a la de ninguna otra empresa en el mundo y vamos a seguir siendo leales a ello, está en nuestro ADN. Vamos a seguir haciendo los mejores productos del mundo para deleite de nuestros clientes y hacer que nuestros trabajadores estén increíblemente orgullosos de su trabajo.

Amo a Apple y estoy deseando profundizar en mi nuevo papel. El increíble apoyo del Consejo, del equipo ejecutivo y de muchos de vosotros ha sido muy inspirador. Estoy seguro de que nuestros mejores años están aún por venir y que juntos seguiremos haciendo de Apple el lugar mágico que es.

Sin duda alguna, una época se ha terminado después de esta dimisión, donde una sola persona que será recordada como uno de los más grandes genios de los negocios, gracias a su liderazgo y a su mente visionaria, consiguió que su compañía nos brindara muchas de las más grandes innovaciones tecnológicas de nuestra época.

Si bien tiene una gran cantidad de detractores debido varios defectos, como los que cualquier humano puede llegar a tener, esta noticia definitivamente no resulta indiferente para nadie y mucho menos para los que estamos inmiscuidos de alguna manera en el mercado de la tecnología móvil.

Solo basta recordar que este hombre revolucionó en su momento la imagen que teníamos del smartphone, cuando en 2007 se presento en la Macworld con la frase:

A veces, un producto revolucionario aparece y lo cambia todo

Inmediatamente pudimos ver el nacimiento del iPhone, dispositivo que reinvento el concepto de lo que deberían ser los nuevos teléfonos inteligentes y que efectivamente, fue la inspiración para Android, WebOS, Windows Phone, etc. A pesar de que en su momento tenía hardware con menores prestaciones en comparación con los competidores de la época, si provocó una evolución en las interfaces de usuario móviles, cambiando radicalmente la forma en que interactuamos con nuestros dispositivos.

Era Post-iPhone

Existe un antes y un después del iPhone, pese a todo lo que los usuarios de otras plataformas podamos llegar a pensar, antes de la llegada del iPhone 2G las cosas eran muy diferentes; Usábamos unas cosas llamadas Stylus, que hacían casi insoportable el uso de las pantallas táctiles, además de que la mayoría no conocíamos lo que era una pantalla multitouch y menos lo que quería decir capacitiva. Que si Apple no invento muchas de las cosas que presentó, estamos de acuerdo en eso, pero supo como conjugarlo en un producto diferente, que se transformo en un parteaguas de la industria.

Presentación del iPhone

Fue el pionero en la utilización del acelerómetro, uso de una interfaz completamente amigable (giac, solo de recordar interfaces como la de Windows Mobile me hace tener pesadillas) y por supuesto, en la creación de un ecosistema de venta de aplicaciones que trabaja en perfecta armonía con la plataforma de este smartphone, me refiero obviamente a la "App Store".

Todo esto supuso un hito en la historia de la telefonía móvil, llegando en una época donde los planes ilimitados eran una cosa exclusiva para los muy adinerados, mientras que los planes de datos más económicos no eran tan económicos como nos querían hacer pensar, donde la operadoras eran los amos y señores de todas las decisiones.

Pocos lo recuerdan, pero en ese momento Apple llego a imponer sus reglas para el que quisiera hacerse de la distribución del iPhone. La navegación en los móviles era meramente anecdótica, ya que resultaba muy ineficiente en comparación a lo que tenemos hoy en día (apartado en el que en mi opinión Android sigue llegando ventaja, al menos hasta que HTML5 no sea implementado completamente y veamos la caída de Flash), el descargar e instalar aplicaciones en nuestros smartphones era a veces una verdadera odisea y ni soñar el contar con más de 500 mil aplicaciones para una plataforma y por último, los grandes desarolladores muchas veces no volteaban hacia los sistemas operativos móviles por que no representaba una forma de ganarse la vida y ahora se ha convertido en un negocio millonario para muchos.

Este conjunto de innovaciones son parte de un gran y minucioso plan de desarollo encabezado por Steve Jobs, donde su atracción por el diseño, por la perfección y el gusto por simplificar las cosas, dio como resultado un gran producto, y no hablo solo del iPhone, sino de todo su ecosistema: AppStore, Accesorios, iTunes, iCloud y por supuesto la aparición del iPad, que en un principio fue recibida con desaprobación por un gran sector de los usuarios, los cuales esperaban algo más a lo presentado en ese momento. El tiempo le dio la razón a Jobs y no fue por nada, para los que no lo sepan, a diferencia de otros CEO's de empresas, el mismo evaluaba exhaustivamente los productos antes de salir al mercado, dando su aprobación solo cuando estos satisfacían sus altas exigencias, y hoy en día el iPad ha sido un rotundo éxito y ha conseguido en muchos sectores dejar en segundo plano el uso del ordenador, provocando la llegada de la llamada era Post-PC.

Era Post-Jobs

Steve Jobs

Ahora, viene una pequeña época de temor sobre lo que pueda ocurrir con el rumbo de Apple, donde la sombra de lo que paso alguna vez cuando Steve Jobs fue despedido de su propia compañía, llevo a Apple al borde de la quiebra, hasta que Jobs regreso con grandes ideas (iPod, iTunes, iPhone) y le dio la fuerza necesaria para que los de Cupertino hoy en día sean una de las empresas mas reconocidas y con mayor capital en el mundo.

Muchos podrán pensar que sin el gran capitán el barco puede naufragar, ya que gracias a su extremado perfeccionismo y actitud visionaria, supo llevar las riendas de la compañía hacia la creación de los dispositivos móviles más innovadores de la época, siendo parte importante de cada uno de los proyectos de Apple, aportando mucho de su creatividad en las ideas que el grupo necesitaba para llegar a un fin común, el obtener el producto que nosotros como usuarios necesitábamos pero que no sabíamos que existían.

Primer Android

Es aquí donde de verdad hay que reconocer la influencia de este personaje en la tecnología móvil, no solo presento un dispositivo brillante para su época, sino que presiono a sus rivales a evolucionar para poder competirle. Hizo que la industria de la telefonía diera un salto generacional que raras veces se da, solo hay que recordar que en el momento de la presentación de los primeros prototipos de Android, estos eran más parecidos a un BlackBerry (ve la foto de la izquierda), con una interfaz muy diferente de lo que hoy en día conocemos. Posteriormente a la presentación del iPhone, los teléfonos del sistema operativo de Google cambiaron radicalmente y en muchos sentidos superaron a los presentado por Apple, incluso hoy en día Windows Phone se presenta como una propuesta diferente pero con las mismas bases presentadas por iOS. El Android Market, el MarketPlace, y la AppWorld son una copia del modelo de negocio de la App Store, y así podría seguir con un sin fin de ejemplos. De no haberse llevado a cabo la incursión de Apple en este mercado, tal vez aún estaríamos utilizando dispositivos con interfaces parecidas a Symbian, el uso del Stylus sería aún muy común y tendríamos un catálogo muy reducido de aplicaciones, todas estas descargables desde las páginas de los desarrolladores, eso si, con un hardware super potente. Es por eso que resulta primordial la presencia de Apple en el mercado móvil, tratando de innovar y provocando una gran competencia entre todos los fabricantes que desemboca en beneficios para nosotros los usuarios.

Tim Cook

Ahora Tim Cook, con un perfil muy diferente y tal vez sin el carisma que siempre acompañó a Jobs, tiene la tarea de convertirse en el nuevo guía de Apple, puesto que ya ha desempeñado en anteriores ocasiones y donde no lo ha hecho mal, de hecho, aunque no ostentara el cargo de CEO, Cook ha venido haciendo esas labores desde hace meses cuando Jobs se resintió de su enfermedad y tuvo que ausentarse por un tiempo. Además Steve Jobs seguirá dentro de la junta directiva encargándose de participar en la toma de decisiones estratégicas, por lo que indirectamente tendrá todavía relación con el timón del barco.

Cook lleva más de 13 años bajo la tutela de Steve Jobs, donde seguramente ha aprendido lo mejor de su maestro, al igual que toda la empresa se ha acostumbrado a trabajar en la forma que Jobs se los exigía. Esto ya se ha visto reflejado cuando Cook superviso la fase de desarrollo del iPad en el 2009.

La designación de Cook en conjunto con el actual grupo de directivos  de Apple, los cuales se muestran como elementos capaces (nada que ver con los que en los ochentas llevaron a su debacle a Apple) y teniendo a la empresa en una posición privilegiada dentro del mundo de la tecnología, nos aseguran que a pesar de ya no tener en sus filas a su carismático líder, podrán sacar adelante la encomienda que este les dejo y seguir sorprendiéndonos con dispositivos móviles e innovadores servicios por mucho tiempo.