Los servicios basados en localización (LBS) y las redes sociales son dos importantes tendencias en el desarrollo de lo que se denomina, Mobile 2.0.

Pero que tan cerca estamos de ver este tipo de servicios como habilitadores de una vida móvil?, esta es mi visión actual sobre el tema.

La localización es un atributo fundamental de la vida móvil, por lo que la industria se esta preparando para servir los requerimientos de servicios basados en localización.

Algunos fabricantes como Nokia están apostando fuertemente a los LBS comprando compañías como Navteq, dedicadas a la producción de mapas digitales y desarrollando soluciones de software para que los móviles puedan explotar la información. Nokia también a invertido en una red social que permite compartir datos de localización.

Según declaraciones Michael Halbherr de Nokia, en el ultimo Mobile World Congress (MWC) en Barcelona, en 1 año mas, todos los móviles de Serie N tendrán un GPS integrado y Nokia entregara 35 millones de terminales con GPS.

Ahora bien, integrar un GPS y cargar un software en el teléfono son los primeros pasos de una estrategia para habilitar un negocio, cual? que servicios basados en localización estarían dispuestos a pagar los usuarios?. En relación a localización, los usuarios quieren servicios baratos, precisos y fáciles de usar.

Los navegadores personales son la aplicación y servicio mas popular basado en localización de la actualidad.

Son un negocio basado en hardware, software y en una suscripción, por lo que podemos deducir que los usuarios móviles podrían estar dispuestos a pagar por servicios de navegación, y software y de hecho esto es así ya que esta aumentando el uso de los navegadores basados en móviles.

Pero entonces que valor agregan las soluciones de localización basadas en móviles? como lograran diferenciarse de las actuales y sumar valor.

Los servicios basados en localización para móviles deben estar centrados en la experiencia del usuario a pie, la posibilidad de explotar los servicios nativos del móvil y los servicios de información en Internet para agregar valor la información básica de localización, permitiendo ademas, compartir en forma segura esta información. En este sentido todos concuerdan en que el éxito de los LBS de nueva generación estará dado por la aceptación de las comunidades que se puedan construir en torno a ellos y la agregación de información que puedan hacer los usuarios.

Pero estarían los usuarios de móviles a pagar por redes sociales? o por búsquedas georeferenciadas? o por el acceso a la información agregada por otros usuarios sobre los mapas digitales? Mi opinión es que no.

Es probable que los servicios básicos actuales de localización y navegación sean los que permanezcan con costo.

Aunque los usuarios móviles no estén dispuestos a pagar por otros servicios que no sean los básicos, aún es posible que las empresas estén dispuestas a pagar por ser agregadas sobre los mapas digitales de una red social o comunidad, para que las usuarios puedan navegar hacia ellas.

Geopepper es una red social que explota esta posibilidad. Con Geopepper es posible compartir información de localización con tus contactos y con terceras partes, empresas, que publican un canal con propuestas en base a la localización de los usuarios de la red. Geopepper es una primera experiencia y aún esta en desarrollo pero es un ejemplo de las posibilidades de crear servicios que agregan valor a la información básica de localización.

Clave para el éxito de esta nueva generación de servicios es la necesidad de educar a los usuarios con experimentación. En el camino de la experimentación se corre el riesgo de crear una nueva torre de babel como la que han construido las redes sociales actuales.

Hoy día, los usuarios de Internet están perfilados en varias redes sociales y hasta usan agregadores para poder participar de todas las redes sociales a la ves. Esto no debería pasar con estos nuevos servicios basados en localización.

La información de localización es información muy sensible, asociada a la seguridad y privacidad de las personas, por lo que la publicación de esta información debe estar bajo el absoluto control de las personas.

Asegurar la posibilidad de capturar información de localización con independencia del medio y con la granularidad deseada para luego compartir sobre cualquier medio y con granularidad deseada es lo que propone el proyecto FireEagle de Yahoo.

FireEagle propone a los desarrolladores de servicios basados en localización, la posibilidad de usar, mediante APIs, una plataforma para que los usuarios publiquen su información de localización y luego decidan como y a que medios dar acceso.

Plazes la red social basada en localización que acaba de comprar Nokia, utiliza esta infraestructura, por lo que siendo usuario de Plazes puedo actualizar mi localización en Plazes y luego con FireEagle darle accceso a otra aplicación o red social a estos datos de localización. La información de mi localización esta bajo mi control y puedo decidir a quien y de que forma le doy acceso a ella.

Pero el camino es largo y es necesario solucionar algunas características criticas de las soluciones de primera generación, localización y navegación, como el tiempo que tardan los GPS en fijar la localización o el uso intensivo de batería que hacen los GPS actuales que acaban rápidamente con la batería del móvil o el hecho de que las soluciones basadas en GPS no son útiles cuando estamos bajo techo.

Como solución alternativa, Nokia, entre otros, ya que Google tiene un proyecto similar, esta invirtiendo en crear una base de datos propia de redes y celdas geo referenciadas para que sea posible calcular la posición de un usuario en base al identificador de la celda que esta usando en un momento dado.

Esta solución evitaría las problemáticas mencionadas, pero tampoco es definitiva, ya que las triangulaciones pueden tener un gran margen de error cuando las celdas cubren grandes superficies.

Las soluciones híbridas sean quizás las mas indicadas si se quieren desarrollar servicios de precisión altamente disponibles.

En resumen y en mi opinión, aún no estamos cerca de ver a los LBS y redes sociales como habilitadores de una vida móvil, pero si estamos en los inicios de un proceso de propuestas y experimentación que conducirá a una nueva generación de servicios móviles. Todo es cuestión de tiempo.