¡No te pierdas nuestro contenido!

En Londres Samsung acaba de lanzar la tercera versión de la archiconocida saga Galaxy, su Samsung Galaxy S III, que recoge la herencia de su antecesor aplicando la política del "más y mejor". Nuevas características, un buen puñados de tecnologías nuevas y muchas ideas interesantes, el Samsung Galaxy S III es una buena puesta a punto y un terminal que tiene muchas papeletas para convertirse en el nuevo rey de los Androides. Estas son sus características.

  • Pantalla: Su principal característica es una pantalla HD Super AMOLED Plus de alta calidad y aún más grande que la de su modelo predecesor con 4,8 pulgadas. Supone un 22% más de pantalla pero se ha reducido mucho el margen de los bordes para que el teléfono no aumente de tamaño desproporcionadamente. La resolución es de 1280x720 píxeles.

  • Conectividad: Bluetooth 4.0, GPS y Glonass, aparte de soporte para LTE y el resto de características básicas y estándar en un smartphone a estas alturas.

  • Cámara: 8 megapíxeles, tiro en ráfaga y opciones para compartir muy avanzadas que se desarrollan más abajo. Implementa una tecnología que anula por completo el retraso entre el momento en el que apretamos el disparador y el momento en el que se dispara. Se añaden opciones donde se toman 20 fotos y el teléfono automáticamente selecciona la mejor. Con la cámara frontal podemos grabar vídeo en HD y como hemos visto en otros teléfonos como los HTC permite tomar fotos mientras grabamos vídeo.

  • Batería, grosor y peso: 2100 maH, 8,6 milímetros de grosor empaquetado todo en tan sólo 133 gramos.

  • Pantalla de desbloqueo: Una nueva pantalla de desbloqueo que simula un estanque zen, sólo tenemos que "agitar" la superficie del agua con el dedo para desbloquearlo.

  • Diseño: Las líneas del nuevo Galaxy S III son muchísimo más suaves que las de su predecesor, que eran más cuadradas y rectangulares. La parte posterior es ligeramente curvada y recuerda ligeramente a las del Samsung Galaxy Nexus. En la parte inferior encontramos el botón de inicio con la clásica apariencia Samsung, el botón de menú y el de retorno. En cuanto a colores tendremos dos disponibles: Negro y blanco marfil. El acabado, eso sí, sigue siendo ese plastico de apariencia barata a los que la compañía nos tiene acostumbrados, una lástima después de todos aquellos rumores que apuntaban a mejoras en este aspecto.

  • Inspirado en la naturaleza: Todo el teléfono hunde su apariencia, su personalización, sonidos, tonos de llamadas… que se inspiran en la naturaleza. Desde la pantalla de bloqueo a las líneas más curvadas, el Galaxy S III es un teléfono que denota el esfuerzo de la compañía por darle un toque más humano y natural.

  • Pop up play: La tecnología de Samsung para hacer dos cosas a la vez. Por ejemplo, estar viendo una película y queremos buscar algo en internet. Simplemente tendremos que tocar un botón dedicado y saltará una miniatura del vídeo, que podremos mover por toda la pantalla y que pasará a un lado dejando el resto para que podamos realizar acciones secundarias.

  • Reconocimiento de voz: El nuevo Samsung Galaxy S III tiene funciones avanzadas de reconocimiento de voz, incluido para desbloquearlo, llamadas perdidas, preguntarle por el tiempo o dictar mensajes. Es la respuesta clara por parte de Samsung al Siri de Apple. La tecnología se llama S Voice y permite un reconocimiento natural del lenguaje. La gran ventaja es que no se depende de apretar un botón sino de simplemente pronunciar una serie de comandos de voz para despertarlo como "Hola Samsung Galaxy" y luego preguntarle por el tiempo, para disparar una foto o por toda las acciones que queramos. Reconoce 8 idiomas, entre los que está, sí, el español.

  • Direct Call: Usa el sensor de proximidad y el de movimiento para llamar directamente si queremos, por ejemplo, respodner un mensaje.

  • Smart Alert: Es un nuevo sistema que nos informa de todas las llamadas, mensajes y notificaciones perdidas.

  • Social tag: Es una herramienta de reconocimiento de caras con enfoque social, es decir, que las fotos que tomemos a nuestra familia, por ejemplo, reconoce las caras y nos abre cuadros de diálogo sobre ella para llamarla directamente, por ejemplo, enviar un mensaje, un email u otras acciones personalizables.

  • AllShare: Compartir es otro de los pilares esenciales del nuevo Samsung Galaxy S III, que se caracteriza por la inclusión de nuevas características para facilitar la acción de compartir todo contenido que tengamos en el teléfono. S Beam combina tecnología NFC con tecnología WiFi Direct, basta con acercar dos teléfonos uno de los cuales esté reproduciendo el vídeo o mostrando la imagen, tocar la pantalla y automáticamente se nos mostrará una opción para pasarlo al otro dispositivo. También se presenta un dispositivo conjunto para la televisión llamado AllShare Cast Dongle que nos permite utilizar esta tecnología en un televisor.

  • Buddy Photo Share: De nuevo haciendo hincapié en esa facilidad para compartir, cuando tomamos una foto, el teléfono reconoce quién está en la foto y su información de contacto, de manera que podemos utilizar el email o la mensajería instantánea para comunicarnos con ello.

  • APIs para AllShare: Estas funciones para compartir no se limitan únicamente a la interfaz nativa sino que se abrirán una serie de APIs para que los desarrolladores puedan implementarlas en sus aplicaciones y hagan uso de las mismas.

  • Acceso remoto: El nuevo Samsung Galaxy S III incorpora opciones de acceso remoto de hasta para 4 dispositivos.

  • NFC: Aparte de para compartir también se ha hecho énfasis durante la presentación en el uso de esta tecnología para los pagos móviles.

Accesorios

  • Cargador inalámbrico: Se presenta como un nuevo complemento que nos permite simplemente colocar el teléfono y que se recargue por contacto mediante tecnología inductiva.

  • Flip Cover

  • Kit de batería extra

  • Adaptador HDMI