¡No te pierdas nuestro contenido!

El segmento de los full touchscreen de gama media es sin dudas uno de los más interesantes y competitivos del mercado móvil en la actualidad, y el Samsung i5700 Galaxy Spica llegó para pelear allí con sus virtudes y defectos. Con Android como principal estandarte (de hecho fue uno de los primeros dispositivos con ese sistema operativo de la compañía), aunque con una versión ya vieja, el Galaxy Spica sirvió como iniciación de la familia que utiliza el mismo nombre para los productos Android de Samsung. Cuenta con varios puntos fuertes de hardware que hablan bien del fabricante aunque, al mismo tiempo, algunos aspectos flojos que hay que observar atentos. Veamos que tiene para ofrecer:

Diseño

Samsung siempre se destacó por hacer diseños efectivos sobre todo para la gama media que son convincentes para el público masivo y el i5700 no resultó ser la excepción. Con unas dimensiones de 115 x 57 x 13.2mm puedo decir que tiene un tamaño ideal para tener en una mano mientras con la otra manipulamos la pantalla táctil. No se puede decir que sea delgado en sí mismo pero creo que eligieron unas dimensiones correctas para este tipo de dispositivo con pantalla táctil.

Samsung Galaxy Spica i5700

Los botones de la parte delantera personalmente no me parecen lo más bonito que vi (sobre todo con otros Android que tienen los mismos botones necesarios del OS pero ordenados de forma más minimalista) pero sabemos lo que pasa con las cuestiones de diseño y cuando le mostré el celular a otras personas menos acostumbradas a los diseños de smartphones de alta gama les pareció genial esa parte así que, en general, diría que el diseño es un punto positivo. Sin embargo, no entiendo para que incluyeron el pad direccional con la tecla "ok" en el medio ya que no se usa para nada (justamente gracias a Android y a la pantalla táctil que son los puntos fuertes).

El Samsung i5700 Galaxy Spica viene en este color negro con detalles rojos o en versión blanca con verde pero por suerte me tocó tener la versión negra ya que la blanca es demasiado juvenil para mi gusto.

Arriba encontrarán el conector microUSB y 3.5mm para conectar auriculares mientras en el costado derecho tienen el botón para bloquear la pantalla (arriba) y para activar la cámara (abajo) y del lado izquierdo los botones para controlar el volumen. La parte trasera es de goma lo cual no lo hace lucir muy elegante la verdad pero hace que no se resbale nunca de la mano así que es bien práctico y cómodo en ese sentido.

Pantalla del Samsung i5700 Galaxy Spica

El Galaxy Spica tiene una pantalla capacitiva de 3.2 pulgadas TFT con 320 x 480 pixels de resolución (HVGA) que la verdad responde sin problemas como se esperaba y cuenta con acelerómetro para auto rotación aunque quizás el punto que le falta es multitouch que nos dejan con muchas ganas de hacer pinch & zoom mientras estamos navegando por alguna página. Hubiera sido genial que sea una pantalla Super AMOLED como las que se encuentran ahora en los smartphones de Samsung pero supongo que ya sería mucho pedir para este segmento.

Quizás los puntos negativos de la pantalla son, por un lado, que a la luz no brinda una buena respuesta y, por el otro, que se marcan demasiado los dedos y parece que siempre está grasoso el display pero tampoco es algo sumamente grave que se soluciona limpiándola de vez en cuando.

Samsung i5700 Galaxy Spica

Es una lástima que no cuente con el clásico sensor de proximidad tan útil en los full touchscreen que sirven para bloquear la pantalla mientras hablamos pero en la práctica no es algo que afecte demasiado aunque es verdad que puede ser medio molesto tener que deslizar el marcador cuando queremos entrar algún número para escuchar los mensajes en el correo de voz o tener que hacer doble toque para activar de nuevo el marcador.

Teniendo todo eso en cuenta, creo que la pantalla táctil del Samsung i5700 cumple bien su función al ser capacitiva y lograr una buena respuesta en el uso de la interfaz, deslizamiento y demás.

Sistema Operativo e interfaz

Sabemos que para los usuarios experimentados, un celular que corra hoy en día con Android 1.5 ni siquiera pasa por su cabeza (sobre todo por la ansiedad que puede generar ver que ya salieron 3 versiones posteriores con grandes novedades y mejoras: 2.0, 2.1 y 2.2). Sin embargo, si miramos la gran cantidad de dispositivos con Android 1.5 en el mercado, quizás el Spica sea el que mejor experiencia aporta. En mi opinión, si pensamos en el cliente de un móvil de gama media que no tiene un plan de datos libre para gastar sin medirse, es probable que prefiera Android clásico sin agregados antes que interfaces como Motoblur, presentes en varios de los Motorola Android que compiten en este segmento y que también cuentan con 1.5. Y si recordamos que Motorola ya dijo que no va a actualizar a ninguno de sus móviles con 1.5 no se puede decir que esté en peor posición que la competencia (oficialmente la compañía dijo que Samsung Galaxy i5700 tendrá Android 2.1 pero no se vio el despliegue en nuestros pagos).

Entonces, como dijimos, el Spica no tiene ningún tipo de personalización de Android que haya incluido Samsung para diferenciarlo así que van a tener que arreglárselas con las 3 pantallas principales para alojar los diferentes accesos directos/atajos, widgets y carpetas. En ese sentido, para los que no conocen Android se van a sorprender gratamente con su simpleza a la hora de manejar y mover a gusto los diferentes programas así como con la simple integración con los servicios de Google (es genial tener contactos e calendario sincronizados con la cuenta de Google con tanta facilidad la verdad).

Samsung Galaxy Android

Si a eso le agregamos la gran cantidad de aplicaciones gratuitas disponibles en Android Market para los usuarios de otros touchscreen con sistemas operativos viejos como los que ofrecían hasta hace no tan poco LG o el mismo Samsung, el balance no es nada malo aunque sabemos que se puede mejorar mucho todavía.

Por otro lado, la navegación web mediante el navegador WebKit de Android no es nada mal, pero como no tiene multitouch deberán hacer zoom con las teclas "+" y "-" ubicadas en la parte posterior de la pantalla , según corresponda, lo cual no es lo más genial del mundo pero no causa problemas.

Multimedia en el Samsung i5700 Galaxy Spica

En este aspecto, el punto que más se destaca del Samsung Galaxy Spica i5700 es su capacidad de reproducir videos DivX y Xvid (con resolución máxima de 720 x 480 a 30 fps). De hecho fue el primer Android con esa capacidad (el sistema operativo no viene con soporte nativo de esos formatos) así que es una feature que los que sepan aprovechar van a agradecer y mucho.

Las aplicaciones de audio y galería de imágenes son las tradicionales que vienen en el sistema operativo open source de Google así que si bien están lejos de las que hoy presentan iOS o los propios nuevos smartphones de Samsung, cumple su cometido sin problemas (otra vez, se nota la falta de multitouch pero no es tan grave). A su vez, el altavoz está a la altura de las circunstancia y hasta me animo a decir que es mejor que el promedio del segmento.

Hardware

Justamente, si hablamos de reproducir video, el procesador de 800Mhz se luce y genera que el Spica esté un paso adelante que sus competidores en performance.

Pero, por el otro lado, los 180 MB de memoria interna son insuficientes y genera que tengamos que salir a comprar una tarjeta de memoria microSD (soporta hasta 32GB) para almacenar, fotos, canciones, videos, aplicaciones y demás.

Batería y conectividad

En cuanto a la batería, hay que decir que es el aspecto donde más sobrepasa el Samsung i5700 al resto de los celulares con Android. Se trata de una batería de Li-Ion 1500 mAh que oficialmente dura en standby hasta 650 horas en 2G o 580 horas en 3G y en conversación aguanta más de 11 horas en 2G y casi 7 horas en 3G. Ahora, lo cierto es que usándolo de forma normal te puede durar hasta 3 días o 2 si lo exprimís al máximo. Así que si lo comparo con otros Android que probé como el Motorola Quench o Milestone, los pasa por arriba y demuestra que los Android también pueden tener buen tiempo de duración (cuando yo ya estaba pensando que era un problema de la plataforma!).

Samsung Galaxy

Por otra parte, viene equipado con A-GPS que se integra también con facilidad con Google Maps lo cual, en la práctica, facilita mucho la tarea y genera que esa opción sea usable al instante (algo de lo cual no todas los OS se pueden jactar).

A su vez, cuenta con conectividad Wi-Fi 802.11 b/g, 3G HSDPA 3.6 Mbps, GPRS Class 12 (4+1/3+2/2+3/1+4 slots), 32 - 48 kbps, EDGE Class 12 y Bluetooth 2.1 con A2DP. Así que, en ese sentido después de usarlo varias semanas no le encontré ningún tipo de problemas y sobre todo el WiFi funciona de forma bien simple.

Cámara del Samsung i5700 Galaxy Spica

El dispositivo cuenta con una cámara de 3.2 mpx (lamentablemente sin flash) con autofocus y zoom digital de 4x que no es justamente su punto más fuerte pero vean por ustedes mismos las fotos que es capaz de tomar:

Samsung camara Samsung Galaxy camara Galaxy Spica camara

Samsung i5700 Galaxy Spica cámara cámara Samsung i5700 Galaxy Spica cámara del Samsung i5700 Galaxy

Conclusión

Como fuimos viendo en los diferentes aspectos, si bien el Samsung i5700 Galaxy Spica lleva con sigo la carga de contar con una versión ya vieja de un sistema operativo de los mejores del mercado (con pocas probabilidades de recibir la actualización), si miramos a la competencia así como a ciertos aspectos positivos del dispositivo como la batería y performance, podemos decir sin temor a equivocarnos que sigue siendo un contrincante fuerte en el segmento full touchscreen de gama media por lo menos en el mercado actual de América Latina.

Galería­ de imágenes