¡No te pierdas nuestro contenido!

Si alguien me hubiese dicho, por allá en el año 2001 que una red celular (o Cellular/Cell, como se llamó principalmente) sería capaz de evolucionar de tal manera como lo ha hecho hasta ahora la red 3G, no lo habría creído. Habría sido un comportamiento normal, como siempre renuente a las nuevas tecnologías puesto que nunca se cree que algo se pueda lograr de la forma en que te lo pintan. Claro, para aquel entonces no se creía posible ver a Stevie Wonder desde el iPhone o la Galaxy Tab en Rock in Rio, siendo actualmente al posible y con un flujo de vídeo y audio decente.

Es que fue con la llegada de la red 3G cuando se comenzó a explotar el verdadero uso del Internet móvil permitiendo transferir audio y vídeo, así como imágenes, sin olvidar por supuesto servicios adicionales como fax, mensajes de textos y buzón de voz. Pero en realidad fue el despegue de la comunicación veloz que hoy conocemos y que a pesar de quejas diarias por lentitud y saturación, aún nos permite mantenernos comunicados rápidamente y desde casi cualquier parte del mundo.

Mañana 01 de octubre la red 3G cumple 10 años de comenzar a ofrecer las primeras licencias para operadoras europeas y del continente asiático, siendo Japón el primer país en adoptarla a través de la operadora NTT DOCOMO. La tercera generación de comunicaciones nació como una alternativa a la red 2G y EDGE (2.5) puesto que con ellas se habría dado a conocer el estándar GPRS y el primer impulso para lograr el protocolo de Internet (IP) móvil.

Obviamente cuando se le pintó/vendió aquella imagen a una operadora donde podría ofrecer a sus clientes transferencia de datos a velocidades de hasta 2Mbps en las mejores condiciones, no lo dudaban y menos cuando el cerebro te hace cha-ching. Claro, los principales problemas que hacían creer que esta nueva tecnología fracasaría o por lo menos tardaría demasiado en suceder, era el alto precio a invertir en equipos y licencias (hasta mil millones de dólares por operador).

Los servicios celulares 3G que también se conocen en el mundo como UMTS (Universal Mobile Telecommunications System), también ha venido evolucionando de la misma forma que la red 3G, pero con diferencias exponenciales logrando llegar a velocidades de hasta 14Mbps, que no es otra cosa que la evolución al 3.5G, 3G+, HSDPA o turbo 3G. Son muchos los caminos que se utilizan hoy en día para lograr pasar de la red 2G a las 3G, pero lo importante es que se logró e impulsó a gran escala la comunicación.

¡Feliz cumpleaños numero 10, 3G!