Ya se han filtrado las especificaciones del Samsung Galaxy Note 3, que confirman un aumento continuado de éstas: 3 GB de RAM y procesador octa-core a 1,8 GHz. Cada vez vemos los smartphones más cercanos a los ordenadores en cuanto a especificaciones se refiere.

El año ya va pasando, y los terminales que hemos visto hasta ahora suponen el grueso de los mayores anuncios de telefonía móvil de 2013, que ya nos permiten hablar de los mejores smartphones de lo que llevamos de 2013. Pero quedan aún más de cuatro meses de lanzamientos, entre los que esperamos tanto el iPhone 5S como nuevas sorpresas de BlackBerry, Sony, HTC, etc. Y por supuesto, Samsung, quien deja para finales de verano otro de sus buques insignia: la gama Note. El 4 de septiembre llegará el Samsung Galaxy Note 3 durante la IFA de Berlín, donde estaremos para contároslo en directo. Y ahora nos llegan filtraciones interesantes.

Especificaciones

  • Pantalla: 5,7 pulgadas Super AMOLED
  • Resolución: Full HD 1920 x 1080 píxeles
  • Memoria RAM: 3 GB
  • Almacenamiento: 16 GB / 32 GB / 64 GB (más slot microSD)
  • Batería: 3.200 mAh
  • Procesador: Octa-Core Exynos 5420 a 1,8 GHz
  • Sistema operativo: Android 4.3 Jelly Bean

Las especificaciones son cada vez más monstruosas: 3 GB de RAMEl Samsung Galaxy Note 3 confirma las nuevas apuestas de fabricantes como Samsung por llegar hasta los 3 GB de RAM, los 2 GB ya son cosa de 2012, y la segunda mitad de 2013 vendrá marcada por unas especificaciones que rozan lo monstruoso, y que a este paso no tardarán en llegar a superar a los ordenadores. ¿Realmente tiene sentido que un dispositivo móvil necesite 3 GB de memoria RAM? Por otro lado, la medida exacta de su pantalla, según estas filtraciones, sería de 5,68 pulgadas, que presumiblemente Samsung redondeará a unas más comerciales 5,7 pulgadas.

Además, es de resaltar que el Samsung Galaxy Note 3 trae la última versión de Android, Jelly Bean 4.3, demostrando que en Samsung saben que es importante que al menos sus terminales estrella lleguen así. Recordemos que el HTC One, que a causa de los retrasos acabó comercializándose al mismo tiempo que el Samsung Galaxy S4, llegó con 4.1, punto negativo respecto al S4. Otro cantar es TouchWiz, que por supuesto sigue presente en el Samsung Galaxy Note 3, y salvo sorpresa, seguirá restando más que sumando, sobre todo en el campo estético, y veremos si en el funcional. En cualquier caso, estamos ante uno de los teléfonos del año, y quedan sólo tres semanas para conocerlo.