Google ha liberado la primera versión de Google Latitude, una herramienta de mapas que permite el seguimiento automático de amigos y contactos en tiempo real, utilizando My Location with WiFi, una combinación de GPS y WiFi, pero para determinar la ubicación de nuestros contactos de Gmail.

gogole-latitude

Así, el sistema permite encontrar contactos en el mapa y, al seleccionarlos, permite enviarles un mensaje de texto, un correo electrónico o con hacerles una llamada telefónica. De esta forma Google se mete de lleno en el negocio de los servicios de geolocalización, de los que Fabio nos hizo conocer sus ventajas, y no se descartan nuevos servicios basados en estas funcionalidades.

Lo útil de la aplicación es que se puede acceder desde computadoras que no tengan WiFi ni GPS, pues no indicarán la posición de esa computadora y sólo verán a los contactos que si los tengan. El servicio tiene la función de ser opt-in, por lo que cada usuario elige quienes pueden ver su ubicación y el sistema sólo almacena la última ubicación, no el recorrido.

El video de abajo es muy claro, como todos los videos hechos por los desarrolladores de Google:

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=Q-Oq-9enE-k[/youtube]

Para instalarlo hay que ir con el navegador del móvil a google.com/latitude y bajar la aplicación. También se puede seguir desde iGoogle, la página personalizada de Google, y desde Google Maps Mobile.

google-latitude-mapa-buenos-aires

Como se ve arriba sólo tengo dos contactos en mi ciudad que actualizaron su posición con esta nueva aplicación. Allí se ve como se filtra la información de la ubicación por cada usuario, se puede mostrar la ubicación más exacta posible, sólo el nombre de la ciudad, o no brindar información. Muy buenas alternativas.

Por ahora se puede utilizar en Symbian S60, Blackberry, Windows Mobile, Android, centenar de modelos de teléfonos móviles habilitados para Java (J2ME) y hasta en notebooks con GPS y WiFi integrado. Además informan que en breve estará listo para el iPhone, pero para eso necesitan correr en segundo plano, cosa que Apple no permite a terceros (hasta ahora).