El Nexus One de Google ha tenido un parto muy complicado. No sólo por sus bajas ventas, sino también por la polémica que rodea su nombre. Ya hablamos hace tiempo de las demandas de los herederos de Philip K. Dick que creían que el nombre del terminal vulneraba sus derechos.

Ahora hemos sabido que la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos (PTO) ha rechazado el registro del nombre Nexus One. ¿Por qué? Porque se parece demasiado a Nexus, una marca registrada por la empresa Integra Telecom.

Ahora Google tiene dos opciones: dejar de usar el nombre Nexus One o llegar a un acuerdo con Integra (que sin duda implicará una alta suma de dinero) para seguir usando el nombre Nexus One. Desde Integra han confirmado que Google todavía no se ha puesto en contacto con ellos, pero que están abiertos a trabajar juntos para alcanzar sus "respectivas metas empresariales". Sí, yo también estaría dispuesto a llegar a un acuerdo.

Vía | Read Write Web