aino-dont-touch

Que un móvil tenga problemas con la pantalla, es grave. Pero si el equipo es un touchscreen, es muy grave. Y parece que esto es lo que le está pasando a Sony Ericsson con su modelo Aino.

Si bien la compañía ha reconocido los inconvenientes que presenta el equipo, no se sabe exactamente qué es lo que no anda bien, o cómo planean resolverlo. Sin embargo, muchos vendedores británicos eligieron sacar este modelo de la venta hasta que reciban la confirmación de que el problema está resuelto.

Uno de los voceros de Sony Ericsson declaró que la cantidad de equipos Aino vendidos en el Reino Unido es limitada, con lo cual no serán muchos los clientes afectados (es decir que, irónicamente, la baja cantidad de unidades vendidas los está salvando de un problema mayor).

Veremos qué tan pronto resuelven esta situación, y con cuánta elegancia.

Vía: Engadget