Hace unos días, me sorprendí con el nuevo A760 de Motorola, no tanto por sus capacidades sino por su combinación de Linux/Java como OS para las funciones de Smartphone.

Pero, al mismo lanzaron el A920 con Symbian como OS y vende su participación en ese consorcio y firma una alianza con Microsoft y lanza el MPx200 con MS Smartphone 2002.

No me caso con nadie
Si leen esta noticia en C|Net, verán que la movida de Motorola al salir de Symbian no es "casarse" con Microsoft, sino dejar de lado toda atadura que puedan tener para desarrollar celulares 3G en el OS que ellos crean convenientes.

Por un lado, el A760 los muestra como el primer fabricante grande en comprometerse con una línea de Smartphones basados en Linux/Java como "killer-app".

Al mismo tiempo siguen soportando los estándares de Symbian como contrapartida a Linux; este punto tal vez hay que mirarlo desde otra perspectiva, porque en realidad un Celular con Linux/Java es la competencia real que enfrenta Symbian hoy en día y Motorola por ahora no ha desarrollado terminales "top" sobre Symbian, aunque digan que sus desarrollos mas avanzados para 3G las están armando sobre Symbian.

Y ese es el principal motivo por el que la venta de su participación en este consorcio no es significativa en el mercado, aunque los paranoicos de siempre (yo me incluyo) piensen que Microsoft ya está ingresando en serio en este segmento también.

El lanzamiento del MPx200 debe ser visto, simplemente como una ayuda gigante a Microsoft para que el MS Smartphone 2002 tenga (por fin) el apoyo de un fabricante con acceso al mercado Europeo y Americano; y que al mismo tiempo posiciona a Motorola para pelear en cualquier mercado 3G del mundo sin tener problemas con la integración de servicios para los usuarios que compren sus terminales.

Un paso mas que necesario para una empresa que hace 10 años era la reina indiscutida en telefonía celular, y que hoy en día no tiene más del 17% del mercado, está tercera lejos de Nokia (la líder) y encima amenazada por las orientales.