¡No te pierdas nuestro contenido!

Cuando se pensaba que ya estábamos llegando al punto de sincronizar datos o darle carga a móviles sin necesidad de cables, llega la gente de USB a recordarnos las bondades de su tecnología con cable. Por medio del foro oficial comunican que fue prácticamente ignorado el puerto USB para dispositivos móviles durante el año que pasó, pero aseguran que durante este 2012 e inicios del próximo tanto las tabletas como los smartphones serán orgullosos portadores de un microUSB 3.0.

Según comentan, la tecnología no estará disponible hasta finales de este año y principios del 2013, además de que no ofrecería la misma velocidad de transferencia con la que se cuenta a través del puerto USB 3.0 para ordenadores. Con el microUSB 3.0 para dispositivos móviles tendríamos, en vez de 5 Gbps, 800 Mbps que no es nada malo, pero que al ver la diferencia tan amplia nos deja bastante pensativos.

La verdad es que es muy buena noticia, el aumento de transferencia de datos y las mejoras del microUSB 3.0 nos alegra a todos, pero no puedo evitar pensar que llega un poco tarde. Si pensamos un segundo, tenemos la posibilidad de transferir datos y dar carga a terminales de manera inalámbrica desde principios hace más de un año, por lo que esta novedad llega o llegará un año, quizás dos tres, más tarde. ¿Qué tan avanzada estará la transferencia de datos de manera inalámbrica cuando el microUSB 3.0 esté disponible de forma masiva?

Odio los cables, pero queda claro que mientras mayor velocidad tenga el odio se apacigua. Sin embargo, con lo que duran en implementarse las tecnologías conocidas como el USB a dispositivos que cada días usamos más seguido, el tener alternativas cómodas es inevitable que poco a poco vayan perdiendo interés y si no ofrecen algo realmente impresionante desaparecerán.