¡No te pierdas nuestro contenido!

Después de los 800,710 y 900, Nokia anunció en el MWC el Lumia 610, cuyo lanzamiento podemos resumir en una frase: Por fin se ha hecho material lo que muchos usuarios esperaban, un smartphone (de los que realmente lo parecen) a un precio más que asequible. Seamos sinceros, creo que no os cuento nada nuevo si os digo que tengo un pequeño romance con todos los dispositivos de Windows Phone, ya que todos han sabido ganarse un trocito de mi corazón, y vamos a ver por qué el hermano pequeño de la gama Lumia también ha conseguido su porción. Si bien tiene el handicap de haber pagado la novatada de ser el primer WP "reducido" con 256Mb de RAM, ha mejorado a la primera generación de teléfonos de Microsoft, aunque con sus limitaciones evidentes.

Características

  • Dimensiones de 119 de largo x 62 de ancho  x 12 mm de grosor.
  • Peso de 131.5g.
  • Pantalla TFT capacitiva con multi-touch, sin ClearBlack y 480 x 800 pixels en 3.7".
  • 8Gb de memoria interna no ampliable.
  • 256Mb de RAM acompañados de un Qualcomm a 800Mhz.
  • Cámara de 5Mpx con autofocus, flash LED, detección de rostros y grabación de vídeo en VGA a 30fps.
  • Batería de 1300 mAh con 7:30h de conversación y 580 en stand-by.

Aquí es donde los usuarios de Android dirán que es un teléfono malo y que no irá fluido, pero recordemos que Windows Phone no tiene el mismo modelo de operación del monito verde, donde cada aplicación es una máquina virtual independiente (sin duda una proeza técnica, pero que repercute en tiempo de arranque y ejecución, si no tienes un dual core). En el apartado de conectividad, nos encontramos con las ya típicas para un teléfono de hoy en día: Wi-Fi 802.11 b/g/n, 3G, Bluetooth 2.1 con Ad2P + EDR, Radio FM, GPS y lo que ya se considera como "normal". Diseccionemos un poquito más estas características y veamos su impacto.

Exterior, aspecto

Nokia Lumia 610

La forma en sí del teléfono se presenta redondeada, contorneada a unas esquinas curvadas con una reducción de anchura empezando por la mitad del cuerpo hacia abajo bastante sutil. Como ya viene siendo costumbre, en los perfiles tenemos un lado derecho con los botones típicos de cámara, bloqueo de pantalla y volumen, dejando un lado izquierdo totalmente limpio y en el lado superior tenemos el conector micro USB y jack de 3.5mm de entrada/salida de audio. El frontal lo ocupa su pantalla de 3.7" a 800x480 px y tres botones capacitivos característicos de Windows Phone: atrás, Windows y búsqueda. En la parte trasera encontramos la tapa de la batería, en este caso con plástico negro y acabado mate con un tacto aterciopelado parecido al del Lumia 800, alojando la cámara de 5Mpx y el flash LED.

Nokia Lumia 610

Es lo que menos me gusta del terminal, todo sea dicho; sin embargo, se maneja muy bien con una sola mano y tiene una construcción mucho más que aceptable, teniendo en cuenta su precio de 229€ libre; frente a otros teléfonos de gama baja de Android, como el HTC Wildfire S a 207€, vale la pena pagar el extra por obtener muchas mejores prestaciones, como la pantalla, que es bastante decente. No se le notan piezas que vibren o una batería holgada, dándole una sensación de bloque sólido y no de fragilidad. Es un terminal que no se siente mal en la mano, no es demasiado pesado y se sostiene muy bien. Yendo a la parte estética, lo que hace que no me guste demasiado, es esa fea banda de plásticobrillante que tiene alrededor de los laterales y pasa al frente, realmente entra en un contraste feo con el plástico mate de la versión en negro.

Interior, rendimiento

Nokia Lumia 610

Vamos a hablar de lo que nos interesa más a algunos: cómo se comporta, con qué aplicaciones funcionará, cuáles no y al final cómo repercute esto en el uso diario del teléfono. Recordemos, el 61o es el primer terminal con Mango Refresh, es decir, Tango, el primer teléfono con 256mb y un procesador de 800Mhz. Sin embargo, supera en rendimiento a la primera generación de Mango...en algunas tareas; Microsoft ha sabido reinventar Windows Phone para que se adapte muy bien a este equipo con low-specs y la navegación entre menúes y funcionalidades propias de Windows Phone es muy buena, pero en las aplicaciones de terceros al tener la mitad de memoria que sus hermanos mayores, el multitasking se ve afectado en cierta medida poniendo de manifiesto esta falta. Aplicaciones como Carbon o WhatsApp (aunque esta ya tenía fama) son en las que más se nota el lag al intentar reabrirlas; aquí noto un serio problema de uso para los amantes del servicio de mensajería instantánea, teniendo que esperar unos desesperantes 3-4 segundos con un cartel de "Reanudando" en pantalla. Cabe mencionar también el ya conocido tema de la limitación para ejecutar algunas aplicaciones. También se han sacrificado alguna que otra cosa, como la reproducción de vídeo en alta definición y Bing Local. Sobre el teclado poco podemos decir, ya que Windows Phone no permite la personalización de Android que permite la inclusión del mejor teclado para los que solemos escribir con una mano mientras andamos: Swype. Sin embargo, el teclado que incluye el sistema de Microsoft es muy bueno y hace un trabajo decente en la predicción de texto.

Pantalla

iPhone 3 Lumia 610 Wildfire

Esta es una de las razones por las que yo le elegiría antes que a un Android de la misma gama: tiene una pantalla "grande" en esta horquilla de precios, quedándose en unas 3.7" a 800x480 px, como ya he mencionado. Es una TFT con cristal Gorilla Glass, por si lo queréis usar de martillo. En interiores resulta en colores decentes y un negro que no deja algo que desear. Sin embargo, la falta de Clear Black hace que en exteriores sea mediocre, pero el brillo automático lo compensa en buena parte, haciendo que de hecho sea posible usarlo con un poco de ángulo. La pega más grande son los reflejos de la pantalla, que se notan incuso con iluminación artificial fuerte, obligándonos a tener cuidado de usarla siempre en perpendicular a nuestra mirada.

Cámara

Lumia 610 Cámara

Aquí ya se nota realmente dónde bajaron el precio de este terminal. Si bien en situaciones con buena luz hace fotos que podrían pasar muy buen, en situaciones de oscuridad la cosa se pone fea, ya que el flash crea un "efecto glare", es decir, una gran iluminación en un círculo en el centro de la foto pero con los bordes oscuros. Probablemente quieras llevar una cámara de bolsillo en tus viajes. Por otro lado, tiene touch to focus, enfoque donde toques en la pantalla, que funciona relativamente rápido y bien, con macros aceptables en condiciones de buena luz. En lo que a grabación de vídeo se refiere, no hay opción de 720p, lo que resulta casi raro a estas alturas, donde incluso el Motorola Defy, terminal ya antiguo lo puede conseguir.

Resumen

5/10

El terminal aprueba, no con holgura para ser la primera opción a un teléfono principal, pero sí una muy buena opción para los que quieran probar Windows Phone como teléfono secundario y no quieran gastar mucho o alguien que quiera un buen teléfono con un presupuesto ajustado.
Lo bueno:

  • Fluidez característica de WP, aunque está limitado por la RAM para correr aplicaciones casi esenciales, lo que hace, lo hace bien.
  • Construcción sólida y una pantalla bastante decente para su precio.
  • Cámara buena para llevar siempre contigo y subir instantáneas a Twitter y Facebook, no así para escenas complejas o momentos de álbum.

Lo malo:

  • Acabado plástico, aunque el mate y efecto aterciopelado es muy agradable, horrible la banda brillante de los laterales.
  • El flash no es bueno, casi sólo para usar en casos de emergencia como linterna.

Galería­ de imágenes